domingo, 7 de febrero de 2010

vaya encerrona!

Y cómo me enredaron! Fuimos a ver la comedia de enredos en el Condal, la doble vida d'en John. Iba con la sospecha de que algo dirigido por Llàcer tenía que ser de bastante mal gusto. Hubo momentos muy divertidos, otros de payasadas muy tontas (que son las que más rie el público), gritos, portazos y algunos diálogos incluso previsibles. Joan Pera interpreta bien a mucha velocidad, pero no puedo separar de él el estigma Woody Allen. Me esperaba mucho más del papel de las dos mujeres de John, ahí es donde flaquea el guión. Fallan los dos hijos del protagonista y se supera el elástico actor David Verdaguer en el rol de Stanley, el inquilino. Por cierto, el teatro Condal necesita una reforma urgente en todas sus instalaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada